BENEFICIOS DE LOS AMORTIGUADORES CON GAS

Estas son algunas de las ventajas proporcionadas por la avanzada tecnología de los amortiguadores cargados con gas de  Monroe.

 

MEJORA EL MANEJO

Cuando se está cruzando una esquina o tomando una curva pronunciada, el cuerpo del vehículo tiende a alejarse de la dirección del giro y entonces rebota.  Este movimiento se denomina barrido.  Un barrido excesivo puede causar pérdida de control.  Con amortiguadores cargados con gas, el barrido se reduce.

 

REDUCE LA VIBRACION EXCESIVA

Cuando los neumáticos rebotan arriba-abajo, el perfil de la carretera se transmite al cuerpo del vehículo y la carga, causando que estos vibren.  La vibración excesiva puede incrementar el costo por kilómetro del camión a través de incrementar los tiempos parados, reduciendo el kilometraje de la llanta, reduciendo la vida útil del vehículo y bajando el valor de reventa.  Los amortiguadores cargados con gas controlan de mejor forma el movimiento del neumático que los amortiguadores sin gas, por lo que la vibración se reduce.

 

MAYOR RANGO DE CONTROL

Debido a que los amortiguadores cargados con gas reducen la aireación y contrapresión en el tubo de reserva, ellos proporcionan mejores niveles de desempeño sobre una mayor variedad de condiciones de carretera.

 

REDUCE AIREACION

El reducir la aireación significa mayores rangos de válvulas para mejorar el control y una reducción de la vibración excesiva.

 

REDUCE EL DESGASTE GRADUAL

Los amortiguadores pierden su capacidad de trabajo debido al calentamiento durante su uso.  Los amortiguadores cargados con gas pueden reducir esta pérdida de desempeño, llamado desgaste gradual, aumentando la vida útil de los amortiguadores.

 

Una carga de gas ayuda a mantener el aceite dentro del amortiguador sin formar espuma.  De tal forma que el amortiguador se desempeña mejor sobre mayor cantidad de condiciones de carretera. En pocas palabras, un amortiguador cargado con gas nos da mayor control, comodidad y vida útil que uno hidráulico.